Cuando se trata de lograr un aspecto natural y atemporal para su hogar, el uso de madera en el mobiliario es una apuesta segura, Roble, Iroko, Nogal, Pino etc. La madera es un material ecológico. Es fácil de reparar y desprende una hermosa estética. Sin embargo, hay demasiadas opciones y encontrar la madera adecuada puede ser un desafío.

Si estás buscando el tipo de madera que es perfecto para usar en tu mobiliario, Iroko es una de las mejores opciones a considerar. Déjanos contarte todo lo que necesitas saber sobre esta madera.

¿Qué es el Iroko?

Iroko es un gran árbol de madera dura nativo de la costa oeste de África tropical. Su madera cuenta con un gran peso en relación a su volumen y puede vivir hasta 500 años. Es una madera muy duradera, resistente y densa que tiene muchas funciones.

¿Cuáles son sus atributos?

La madera de Iroko tiene un color amarillo dorado, que se oscurece naturalmente con el paso del tiempo. Aparte de su durabilidad, también está clasificada como muy resistente a hongos, resistente a las plagas de termitas y muy resistente a la carcoma.

Por estas razones la madera de Iroko es muy similar tanto en aspecto como en propiedades a la madera de teca, por lo que es frecuente que se denomine “teca africana”.

¿Como trabajar con Iroko?

Se trata de una madera fácil trabajar. Su veta entrelazada a veces puede resultar difícil para artesanos poco experimentados, pero es una buena madera. Se pega correctamente y goza de buenos acabados.

 

¿Para qué se usa?

Iroko es la madera ideal para usar en el mobiliario dada su resistencia. También se puede utilizar para el revestimiento, ya que es una madera extremadamente duradera. Suele ser la madera que se utiliza para aplicaciones externas debido a su resistencia a la descomposición. La madera es un material sostenible, ya que es cien por cien reciclable.

¿Cómo tratar o mantener la madera de Iroko?

En términos de mantenimiento, no necesita mucha atención. Su mantenimiento es muy sencillo y sólo necesario en su uso en ambientes exteriores. A veces la madera de Iroko varía de color por la exposición a la luz, pero una simple aplicación de un aceite específico es suficiente para recuperar su color natural.

Si te has quedado prendado de los colores y las formas que dibujan sus vetas lo único que tienes que hacer es ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario.

En Elia somos unos apasionados de la madera y la ebanistería artesanal. Des de pequeñas piezas a grandes proyectos trabajamos la madera poniendo lo mejor de nosotros mismos. Puedes encontrar nuestros proyectos siguiendo este enlace y en nuestro perfil de Instagram y Facebook.